ACOMPAÑAME.

Acompañame al misterio de tantas historias escritas en lienzos eternos, el color hace la forma de nuestros besos y abrazos… el alma desafiante de vivir deprisa mientras la pérdida y la ausencia es tan cierta que no queremos que llegue nunca…
 
En el misterio de la noche pasada con Gertrudis, estuvo relatando lo íntimo de su sobri, tanta emoción sentí, como los días vividos con Marta en la primavera del 89. Esa noche me fui a la cama con recuerdos intensos lleno de abrazos y besos a sabor a membrillo dulce, tan cercanos como la suavidad de la cama donde sucumbimos al amor de miradas mientras notábamos nuestro interior húmedo…
Esta noche moje toda la sábana pensando en ti, lo reconozco, a mi edad como un «viejito» en la sociedad, aunque yo me siento como «un jovencito enamorado día a día», y cuando suena el despertador a las 7.30 de la mañana, siempre suena el repertorio de canciones que me recuerda al Amor con mi Marta. (Escucha, gracias).
 
Hoy es 30 de marzo del 2021, Martes Santo, en este apacible día del Calendario me fijo que está marcado con un círculo…si es el día de hacer la mudanza de cajas para trasladar los libros y las revistas de habitación dentro de casa, al vestidor nuevo, que tan magistralmente mis carpinteros de toda la vida, sabiendo mis gustos, han creado para el hogar. A las 10 viene, el ayudante Juan, para estar hasta las 7 de la tarde, iremos a desayunar en Maddow Coffee Shop (Recomendado) un suculento manjar muy cerca de la calle Osio, antes de empezar la faena en la Biblioteca jejeje.  El otro día estuve aquí con un buen amigo mío del barrio Santa Marina, y nos atendió Inma, con un desayuno magno como una Catedral de sabores, estilos y sorpresas.
 
Hoy, por fin, también vamos a colocar el cuadro, tan amablemente enviaron desde Barcelona, el retrato femenino de Rotari… Por lo que es y será un día «inolvidable»…
 
Hasta las 12 estuve esperando a Juan, que me llamo apresuradamente, ya que le han llamado desde Chicago un coleccionista de arte. Juan, historiador del arte, está investigando a varios artistas españoles, y hoy, vaya casualidad, le llamo un galerista-coleccionista-curator que ha heredado una obra escultórica del malagueño Enrique Marín Higuero, realizada la obra en el año 1910, titulada «Orfani». Y llegando a casa, me ha contado, que recibió otra llamada del Museo ABC sobre las colaboraciones realizadas por Enrique Marín Sevilla. Así tan apasionado ha llegado Juan, que le rogue que hoy nos fueramos a pasear hasta la calle Osio, y me contará todo lo investigado a día de hoy.  Sobre las 15 regresamos a casa, y en cuestión de 2 horas, terminamos la faena invencible de colocar todas las estanterías, los ejemplares y unas cajas precintadas. Antes de irse, tomamos un café bombón sin azúcar, y le dije: «Juan, ves estas cajas precintadas, toma esas tijeras, y te doy el gusto que cortes y veas su contenido». Antes de hacerlo, me pregunta: «Eus ¿qué contenido tiene? .. A lo que respondí: «Lo vas a alucinar, Juan… anda corre abre las ya»…
 
Al ver su contenido, ví que se emociono tanto que me abrazó muy fuerte… Os digo su contenido… cuando he estado muchas veces en Granada, siempre he contemplado bellezas sin igual y he adquirido joyas bibliográficas. Aquí tiene uno de mis regalos para Juan, una colección de catálogos de Arte Granadino, editados muchos de ellos por la Asociación Granada Artística, única en el mundo.
 
Esta noche, me dijo Juan, que iba a escribir una breve biografía sobre … y no me comentó nada más… el pillín Juanjito… me tendrá en ascuas hasta la madrugada…
 
 
 

Eustaquio Diario, 30 de marzo 2021, a las 17  de la tarde…

#quédate en casa

No Comments

Post A Comment