Mayo, Fiestas, Arte…..Córdoba !!

Buenos días, feliz viernes 22 de abril en nuestra amada Córdoba tan primaveral con este cambio climático ahora llueve después solecito, y mañana con toda la familia ya «aterrizada» iremos a la explanada de la Diputación Provincial de Córdoba a degustar los caldos vitinicolas de nuestras comarcas. Hoy en esta mañana me ha sorprendido una reseña en el ABC Madrid donde se habla sobre «Erotismo en Pompeya», en parque arqueológico de esa ciudad y permanecerá abierta hasta el 15 de enero 2023. La exposición está integrada por 70 obras con imágenes mitológicas hasta escenas de la vida cotidiana. Siempre esta temática me apasiona, en la editorial Carpe Diem creamos hace treinta años una colección titulada «El árbol del erotismo».

A raíz de la Feria del Libro en Córdoba, mi buen hermano Eus me ha recomendado visitar la exposición de Domus Áurea, sabedor que soy de la cultura romana antigua, ya he estado esta mañana de viernes en la sala «subterránea hoy» pero integrada en una antigua plaza pública con su casa romana y patio en la misma. He respirado el sabor y el olor de un agradable vino Mulsum de la Baetica Romana, Vino fermentado con miel al estilo Romano, que nuestro buen amigo Guiomar, por estas fechas de mayo, siempre regala a Eus un par de cajas. En este espacio pasado, presente y futuro, como las piezas talladas a mano de Pepe, he sentido la presencia de estas mujeres romanas cuyos nombres he apuntado en el cuaderno de trabajo, y he pensado encontrar su esencia atemporal. Estando observando los matices «humanos» de este arte, tuve la inspiración de ir a la red de videos youtube, y he encontrado una entrevista realizada por la periodista mexicana María Esther Beltrán Martínez en el año pasado. Dicho documento audiovisual Pepe hace referencia a esta colección ubicada hasta el 27 de mayo en el Ilustre Colegio de Abogados en nuestra ciudad, dirección: C/ Morería 5. Córdoba.

Tuve una suerte magnanima al quedarme un rato solo en esta sala, asentándome a los pies de la plaza pública «romana» junto al fuste conservado in situm. Incluso escribí un párrafo poético sobre un viaje a Roma, pues muchas de estas joyas me fueron activando recuerdos vividos en la memoria, olvidados por la ausencia trágica de mi esposa hace ya diez años. No quiero recordar más, pues aunque han pasado muchos años, aún está muy presente el asesinato de mis hijas y esposa en Chicago. Ahora intentó pensar en la próxima misión en Costa de Marfil, y en la cena que Gertrudis esta noche ha preparado para el grupo de amistades de Canadá. Pero antes de finalizar este capítulo del diario, amablemente Eus me ha solicitado hoy escribir, quiero presentaos a las mujeres retratadas de la Colección Domus Áurea, sus nombres son: Decia, Prisca, Tullia, Paulina, Acilia, Aurelia, Mesalina, Octavia, Gala, Magna, Livia, Agripina, Máxima, Aelia, Lucana, Verina, Claudia, Albina, Iunia, Flavia, Fausta, Aquila, Julia, Sira, Turia, Calpurnia, Patricia, Gratidia, Valeria, Ira, Mela, Fulvia, Helvia, Novatila, Popea, Grusilla, Estela, Marcia y Lucilla. 

De entre ellas, se encuentra el nombre de mi esposa e hijas, por lo que he sentido sus presencias. Cuando llegué Rebecca el día 21 de mayo, volveré a visitar la colección, y quizás os diga sus nombres.  Quiero escribir aquí las palabras publicadas en el blog de la periodista mexicana:

Pepe Luque: «son unas obras de arte, no sólo por el valor de sus materiales sino por su acabado y dedicación que lleva cada pieza.»

“Ahora las piezas que realizó son una válvula de escape, donde me tardo más de cuarenta horas en realizarlas. Son piezas únicas y en algunos casos realizó el dibujo, pero muchas veces no tengo ninguno y va saliendo la pieza conforme veo que queda mejor los materiales y voy creandola manualmente”.

Señala que son piezas para mujeres atrevidas. “Sé que el tamaño es grande, pero no pueden ser más pequeñas. Y bueno me gusta como quedan. Son piezas intemporales”.

Estas herramientas- expresa Luque – han sido parte de mi familia y las utilizo para hacer manualmente cada pieza, sé que con una máquina me facilita el trabajo, pero quiero que cada una de estas joyas se vean humanizadas. Qué se vea el trabajo que se ha realizado y se conviertan en piezas con su singularidad y su estética, sean únicas e irrepetibles.

Capítulo escrito por Narciso, 06 mayo 2022, Córdoba.