VIERNES SANTO.

6 Y 9, en este día de visita en casa, hemos paseado por el barrio de la judería, San Pedro, Santiago, Plaza de la Corredera… con Marisol y Pepe…
 
Pd. En la fotografía os enseño el inicio de la obra que mi madre realizó al 6y9, y está puesto en el zaguan.
 
Hoy está siendo un día increíble, pues Marisol, en su festividad de Viernes Santo, ha obsequiado a Gertrudis con un grabado de Tapies, heredado de su padre, taxista en Barcelona. Nos contó la historia del grabado, cómo su padre conoció a Toni en la década de los 60, a punto de jubilarse dando una de sus últimas «carreras por la Diagonal», subió un joven de unos 43 años, con una carpeta llena de papeles, y su padre, en el tiempo de la espera en la parada de taxi siempre leía libros de artistas españoles… Pues el joven a la hora de pagar la tasa se dió cuenta que no llevaba la cartera, y le entregó uno de los papeles que llevaba. El padre de Marisol, entendió el apuro del joven, y cuando vió la firma «Tapies» no dijo nada más. Al contrario, para su papá ha sido siempre una joya tener en el salón de casa esa obra. Ahora, Gertrudis va a tener esa posibilidad tras este obsequio de Marisol, pues se acuerda muy bien de un tema que la ayudo en su momento hace dos años, con la edición de un libro de poemas. Gertrudis, ya está jubilada, pero sigue conservando buenos contactos en el mundo editorial.
Tras este regalo inesperado, nos dimos el paseo reservando mesa en la terraza de la Taberna Las Beatillas, cerca de la Iglesia Conventual de San Agustín, donde pudimos contemplar la talla maravillosa de Juan de Mesa, (Más información).
 
Sabiendo que Pepe, es un gran vitivinicultor, en la Taberna nos prepararon una selección de caldos con sus tapas correspondientes de ibéricos en uno de los salones más íntimos de este templo del arte gastronómico cordobés.
 
Nuestros amigos montillanos tuvieron que irse a la hora del café, y Gertrudis y yo tuvimos toda la tarde para conversar sobre el verano «artístico» que quiero celebrar en Huelva con nuestras amistades.
 
Ya en la noche de este Viernes Santo sucumbe el silencio, el retiro y el recuerdo de tantas personas ya ausentes que nos han dado lo mejor de ellas en cada día, en cada palabra, gesto y abrazo… como cada Viernes rezaré el rosario con las cuentas del Rosario que la madre de mi madre me regaló dos días antes de su fallecimiento.
 
Buenas noches, carpe diem, tempus fugit…
 
Eustaquio, 02 abril 2021, a las 10.30 de la noche.

#quédate en casa

No Comments

Post A Comment